Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar sus hábitos de navegación.
Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre las cookies aquí.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Pulse aceptar para ocultar este mensaje.
¿Olvidó su contraseña? Nuevo en Atlas 2.0 Suscríbase

 

PATOLOGÍA y CLÍNICA de la VULVA 2.0 1.6

TRAUMAS ACCIDENTALES

Las lesiones accidentales de la vulva son poco frecuentes debido a la localización protegida de dicha región anatómica.

En la infancia la mayoría de lesiones se deben a traumatismos por caída sobre diferentes objetos, ocasionando contusiones, hematomas y raramente laceraciones o heridas abiertas.

En pacientes adultas los accidentes de coche o motocicleta suelen provocar poli-traumatismos afectando excepcionalmente la vulva.

Hematomas: las colecciones hemáticas pocas veces revisten gravedad, a pesar de que el aspecto pueda ser alarmante. Las equimosis extensas o los hematomas de tamaño pequeño o intermedio se tratan de manera conservadora con analgesia y observación.

Los grandes hematomas, que  aumentan de tamaño progresivamente, deben evacuarse realizando la hemostasia selectiva de los vasos sangrantes.

Laceraciones: todas las heridas incisas de la región vulvar requieren la exploración minuciosa para descartar lesiones de órganos vecinos (vagina, recto y tracto urinario). El tratamiento consiste en la sutura por planos para restaurar la anatomía.

 

TRAUMAS SEXUALES

Se trata de lesiones producidas por agresión sexual o violación. En general se producen lesiones incisas o contusas por desfloración, violación o inserción de cuerpos extraños en la vagina.

Una exploración minuciosa mediante el empleo de la colposcopia y vulvo-vaginoscopia permite identificar pequeñas lesiones insospechadas.

Junto con el tratamiento médico-quirúrgico de dichas lesiones deberá hacerse una valoración por el médico forense, y ofrecerles a estas pacientes asistencia psicológica y medidas encaminadas a la prevención de enfermedades de transmisión sexual.

TRAUMA OBSTÉTRICO

Brida de tejido fibroso producida tras trauma obstétrico, en parto domiciliario, no asistido.

Brida de tejido fibroso producida tras trauma obstétrico.

La OMS ha clasificado la MGF en cuatro tipos.

Tipo 1: Clitoridectomía, descrita como la escisión parcial o total del clítoris, que puede incluir o no la escisión del prepucio.

Tipo 2: Escisión, parcial o total del clítoris y los labios menores, que puede incluir la escisión de los labios mayores.

Tipo 3: Infibulación, procedimiento de MGF realizado para crear una cubierta del introito vaginal. Se considera la forma más grave de MGF, y puede incluir la incisión de los labios menores o mayores, y el desplazamiento de los labios sobre el introito vaginal como una “cubierta”. La escisión del clítoris puede incluirse o no en este procedimiento. El resultado es la adhesión permanente de los labios entre sí, de forma que ocultan el introito vaginal.

Tipo 4: Inclasificable, engloba a todos y cada uno de los procedimientos sobre el área genital femenina que puedan incluir el corte localizado de cualquier parte, la sujeción o grapado del clítoris o cualquier parte genital, la perforación de cualquier punto, el raspado que causa cicatriz, o cualquier procedimiento destructivo o uso de sustancia cáustica que pueda causar cicatrices del área de los genitales femeninos.

 

COMPLICACIONES

Mutilación genital femenina.

Tipo 2: Escisión.

(Reproducido de Berg et al 2014)

MUTILACIÓN GENITAL

DEFINICIÓN

La organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido la mutilación genital femenina (MGF)  como los procedimientos que consisten en la extirpación total o parcial de los genitales externos femeninos, bien sea por razones culturales o por otros motivos no terapéuticos.

La edad en la que se produce puede variar mucho, y es un reflejo del área en la que vive una niña o mujer adulta.

 

CLASIFICACION

La MGF presenta complicaciones a corto y a largo plazo.

Las primeras pueden ser considerables, entre ellas la hemorragia, la retención urinaria aguda, el dolor intenso, la sepsis, el shock séptico y el tétanos.

La complicación más frecuente a largo plazo es la aparición de quistes de queratina (quistes de inclusión epiteliales), que suelen afectar al clítoris. Otras complicaciones son la infección crónica recurrente de las vías urinarias, la formación de queloides, la vaginitis crónica, las úlceras vulvares, el dolor persistente con la palpación genital, hematocolpos,  dispareunia,  etc.

Pueden producirse, además, graves complicaciones en el embarazo.

También se observan importantes efectos fisiológicos, entre ellos síntomas debilitantes del trastorno de estrés postraumático, ansiedad y temor al coito, y depresión crónica. Las complicaciones crónicas adicionales de la MGF adquiridas en el momento del procedimiento son la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la hepatitis y otras enfermedades de transmisión sexual.

Genitales externos normales.

(Reproducido de Berg et al 2014)

Genitales normales.
Clitoridectomia.
Escisión.
Infibulación.

Mutilación genital femenina.

Tipo 1: Clitoridectomia.

(Reproducido de Berg et al 2014)

Mutilación genital femenina.

Tipo 3: Infibulación.

(Reproducido de Berg et al 2014)

BIBLIOGRAFÍA SELECCIONADA

 

TRAUMATISMOS

Kunishima K, Takao H, Kato N, Inoh S, Ohtomo K. Transarterial embolization of a nonpuerperal traumatic vulvar hematoma. Radiat Med. 2008 Apr;26(3):168–70. (PubMed Abstract)

Presentación de un caso de hematoma de vulva pos trauma accidental. En la TAC se evidenció la extravasación activa de contraste en la arteria pudenda interna izquierda. La embolización de las arterias pudendas izquierdas, externa e interna, fue efectiva. Propone embolizar cuando fallan otros tratamientos conservadores.

Lincoln C, Perera R, Jacobs I, Ward A. Macroscopically detected female genital injury after consensual and non-consensual vaginal penetration: a prospective comparison study. J Forensic Leg Med. 2013 Oct;20(7):884-901. (PubMed Abstract)

El objetivo del estudio fue avanzar en el conocimiento forense de las lesiones genitales macroscópicas, después de una penetración vaginal, para diferenciar si esta fue consensuada o no consensuada, en mujeres que denuncian por violación. Se encontró una diferencia significativa en la prevalencia de lesiones genitales entre ambos grupos, consensuado y no consensuado (9,9% vs 53,7% respectivamente, p<0,00001). Los autores resaltan la importancia de seguir un protocolo estandarizado para la exploración de estas pacientes.

Mancino P, Parlavecchio E, Melluso J, Monti M, Russo P. Introducing colposcopy and vulvovaginoscopy as routine examinations for victims of sexual assault. Clin Exp Obstet Gynecol. 2003;30(1):40-2. (PubMed Abstract)

La colposcopia y vulvo-vaginoscopia, realizadas dentro de las 48 horas de una violación, permite obtener evidencia de la presencia de lesiones traumáticas en genitales en el 87-92% de las victimas.

MUTILACIÓN GENITAL

Berg RC, Underland V, Odgaard-Jensen J, Fretheim A, Vist GE. Effects of female genital cutting on physical health outcomes: a systematic review and meta-analysis. BMJ Open. 2014 Nov 21;4(11):e006316. doi: 10.1136/bmjopen-2014-006316. (Free PMC Article)

Completa revisión sistemática de la literatura sobre mutilación genital femenina (MGF), por autores noruegos con extensa experiencia en el tema. Las complicaciones inmediatas mas frecuentes son hemorragia excesiva, retención urinaria e inflamación del tracto genital. Las secuelas mas importantes de la MGF sobre la salud están relacionadas con las infecciones urinarias, vaginosis bacteriana, dispareunia, y complicaciones en el parto.

Meirik O, Banks E, Farley T, Akande O, Bathija H, Ali M. Female genital mutilation and obstetric outcomes: flawed systematic review and meta-analysis does not accurately reflect the available evidence. Obstet Gynecol Int. 2014;2014:205230.
(Free PMC article)

La evidencia indica que el riesgo de resultados obstétricos adversos es mucho mayor en mujeres que han sufrido una mutilación genital femenina (MGF), en comparación con aquellas que no la han tenido, y que esta relación es probablemente causal.

Organización Mundial de la Sadud (OMS). Mutilación genital femenina. Nota descriptiva Nº 241. Febrero 2012.
(Texto completo).

Nota del centro de prensa de la OMS que aporta datos, cifras, procedimientos y complicaciones de la mutilación genital femenina (MGF). Además, informa de la población en riesgo y las causas culturales, religiosas y sociales, así como la respuesta internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Reig Alcaraz M, Siles González J, Solano Ruiz C. Attitudes towards : an integrative review. Int Nurs Rev. 2014 Mar;61(1):25-34. (PubMed Abstract)

Esta revisión demuestra la fuerte presión social a la que están sometidas mujeres en relación con la práctica de la mutilación genital femenina (MGF). Sin embargo, muchos otros factores pueden contribuir a erosionar las creencias y argumentos en favor de esta práctica, como la globalización, la cultura y el entorno social de los países de Occidente. Las enfermeras juegan un papel esencial para detectar y combatir estas prácticas.

 



Copyright ©:

Luis M. Puig-Tintoré, 2016

Montserrat Cararach Tur, 2016

Jaume Ordi i Maja, 2016

TGI al día. Blog sobre Tracto Genital Inferior de  la mujer

Contacto   Nota Legal   Cookies